Tras dos aviones, y varias horas entre aeropuertos en USA, un hotel y un almuerzo mexicano, llegamos a Rockbrige, el campamento donde estuvimos 6 días disfrutando y aprendiendo.
El viaje formaba parte del programa YL USA CAMP que venimos haciendo desde hace 7 años. Un programa en el que los adolescente conviven 2 semanas con una fmilia americana y disfrutan de uno de los campamentos que Young Life tiene en USA.

Rockbridge

En nuestra habitación, Marbel Notch era nuestro nombre, estaba con 3 chicos que nunca han escuchado nada sobre Jesús, a parte de lo que pueden saber de la cultura general, en otra habitacion estaba Patricia, con 5 chicas; juntos hicimos casi todas las actividades del campamento, ya que éramos el grupo más pequeño de todos y no podíamos hacerlo por separado.

Obstacle Course, o carrera de obstáculos, torneo de Voleyball, Rockbridge Challenge, piscina, Blop (una especia de catapulta acuática sintética y “asesina”), tirolina sobre el lago, visitar la tienda. No tuvimos casi tiempo de respirar y menos de descansar. ¡AL SEGUNDO DIA TENÍA AGUJETAS!

Chicago

Una vez acabado el campamento, emprendimos las 13 horas de coche que separan Rockbridge de Chicago. Allí mismo conocí a la familia Hoffman, que me tendría alojado en su casa durante los 3 días que estaría por allí. IMG_20150717_130208Desde el primer momento congeniamos mucho, su hermana había estado de misionera en Alcalá de Henares, ellos habían estado en España, y me dijeron que algún día querrían volver, fue estupendo poder conocerlos.

Los tres días que estuve por la zona aprovechamos para hacer algo de turismo por el Downtown de Chicago, fuimos a ver un partido de Baseball, a la iglesia, visita obligada a un cuartel de bomberos y poco más, el tiempo apremiaba, y tenía que volver a casa para preparar #joventura2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.