Hola compañeros de viaje,

La última vez que os escribí estabamos a unas semanas de empezar la campaña de verano y nada hacía preveer lo que hemos vivido este verano.

Han sido semanas de mucho trabajo, de momentos duros, pero los buenos resaltan sobre cualquier otra cosa, sobretodo cuando ves la mano del Señor trabajando en ti y en el resto del equipo.
 

Campamento de Verano #joventura

Al preparar el campamento nos viene la duda “¿Cuántos chavales pueden venir este año?”. Y el 2021 ha sido uno de los que más nos hemos hecho esta pregunta.

Cada año necestiamos, al menos, 80 campistas y 40 personas de equipo para poder disfrutar de la exclusividad de las instalaciones, y desde marzo nos pusimos a orar por llegar a esas cifras en medio de una pandemia.

Repasando algunos versículos que me ayudan a seguir adelante, me ha venido este de 1ª Juan a la mente:

Esta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios:
que, si pedimos conforme a su voluntad, Él nos oye
“.

Y vaya si nos escuchó… 117 campistas pudieron escuchar el evangelio en el campamento y 52 personas pudimos dedicar nuestro tiempo, esfuerzo y capacidades para ello.

Fue todo un reto organizar, distribuir y coordinar a 170 personas, en medio de una pandemia mundial, con restricciones y con algun día de mal tiempo, pero el Señor nos ayudó a hacer todo lo planeado lo mejor que pudimos y conservó la salud de todos los que estuvimos allí.

El sabor de boca fue muy bueno para todos, y sabemos que ahora empieza lo bueno, poder estar cerca de estos chicos y chicas, y seguir regando la semilla que se ha plantado en el campamento.

Os dejo algunas de las fotos que pudimos tomar esos días, también puedes ver los vídeos que hicimos el equipo de multimedia en el Youtube de YL.

L’Arcada

Este año, después de todo el trabajo en Young Life, decidí invertir mis vacaciones sirviendo 4 semanas en los campamentos de Aventura de L’Arcada.

Durante las semanas de preparación del equipo pude compartir con los dos equipos una charla sobre las generaciones que coexistimos en nuestra sociedad, con la intención de abrir la mente de los que somos más mayores e intentar comprender como son los adolescentes de la generación Z.

En el campamento estuve en el equipo de actividades llevando sesiones de Biopolis Junior con cada uno de los grupos de chavales. Además, durante las veladas, y algunos de los juegos, participaba en el teatro del campamento, con el papel de Arsenal Mike, un personaje que pasa de ser de los malos de la historia a dejar todo lo malo atrás, darse cuenta donde está su valor, y pasar al lado bueno de la historia.

En lo personal, al no tener tanta responsabilidad como en #joventura, he podido disfrutar de una manera diferente, he estado más cerca de los chavales y he podido congeniar más con el equipo, y reirme, reirme mucho, que realmente lo necesitaba.

Os dejo también unas fotos de estas semanas en L’Arcada:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.